25 mar. 2014

Pericles
me miró el corazón:
retrocedí dos pasos
y heredé su lengua.

Tremenda suerte
un pájaro verde que cruza
el polvo sale de mis botas.

Descapucho mi boli bic
y copio el dictado:

Rododendros femeninos
Pistones de amatista
Tela de chándal acartonada
Envoltorios cilíndricos en el parque
Tenedores con restos de espaguetis con tomate
Bigotes débiles manchados de sangre

Entona tus canciones en voz alta
o simple y llanamente

piérdete

en un traqueteo de autobús
en una música que escucha
una lengua con coleta por detrás

Pericles
me inyectó el corazón
de sangre infectada.

El proceso químico se está extinguiendo
para dar paso a la mecánica de Lagrange:
Ármate de un campo vectorial
calcula una subvariedad inmóvil
y usa la magia local
que impregna el espacio, ¡oh!, espacio:
universos mínimos en cabezas abultadas
señores de luto
una hiedra que recorre
la espinilla
entera
frágil
dura
aura de umbrales desconocidos
para universos unicelulares.


LUXACIÓN

1 comentario:

Non Grato dijo...

Universos mínimos en cabezas abultadas