24 may. 2009

Bla, bla...

La comunidad cuesta, como trasmitir sensaciones intravenosas, casi cincuenta euros, transparentes, al mes, porque la vida tiene su parte de realidad, siempre que no cometamos algún fallo en las cuentas, los hay que miran al cielo para quitarle gravedad al cuerpo, la señora de la limpieza, que soporta el peso de las ideas cuya materialización todavía no se ha practicado del todo, cobra veinte euros la hora, sin tener en cuenta donde se apoyan los pies que tropiezan constantemente, total que entre la señora de la limpieza y el portero no tenemos para llegar a fin de mes, volando sobre la pesadez del cuerpo, habrá que comprar galletas más baratas, volando sobre la gravedad del cuerpo, no podemos seguir pagando al dentista, qué más da no tener dientes si no hay nada que comer, la naturaleza inmaterial del aire que refresca las ideas, ideas graves que se gestan gracias a la falta de gravedad de un día como hoy, de escuchar ritmo y saber darle la vuelta a la página cuando es preciso, escuchar ritmo sin dejar que te atrape para poder así amoldar el cuerpo al ruido extremo. Volar sobre la pesadez del cuerpo. Acompasar con movimientos de cabeza la sombra de unas lentes, que ya no son gafas de judío, sino espejos, que ni siquiera deciden sobre su propio reflejo.

14 comentarios:

€_r_i_K dijo...

Si hace mella, ahora me toca liarme los cigarrillos como cuando hace veinte años, el tabaco era mezclado.....en fin agudizar el ingenio es lo que queda....


Salu2sssss.....

Cabeza de Hierro dijo...

Impresionante. Todo un alegato poético sobre el modo de vida alienante basado en la importancia capital (chiste malo, lo sé) del dinero.
Me ha gustado mucho, este texto. De hecho, creo que adoptaré el tema, para alguna futura entrada. Siempre y cuando cuente con tu permiso, claro está.

migul dijo...

por supuesto!

cibersan dijo...

Migul
ahi te dejo para que lo cheques:

www.tumentepoderosa.blogspot.com

Anturayén dijo...

A ratos parece imposible no encerrarse en el tráfago.
Se puede vivir más allá, sí sí, se puede. A ratos también.


Un gran saludo Migul!

"Premio Maria Amelia López Soliño" dijo...

Desde el blog en apoyo al “Premio Maria Amelia López Soliño” a la mejor bitácora escrita por una persona de la tercera edad, te agradecemos el cariñoso comentario de condolencia dejado en su blog y te animamos a estimular a los más mayores a seguir su ejemplo.

Un saludo afectuoso.

Alicia María Abatilli dijo...

Son tus palabras una búsqueda de algo más, algo superior a lo material.
Gracias por ellas.
Un abrazo.
Alicia

Silvia Beatriz dijo...

Migul: hay regalitos para ti en
www.amisiysiatino.blogspot.com

Besos!!!

LA PALABRA INVISIBLE dijo...

El hambre y la necesidad agudizan el ingenio, muy bueno Migul.
Un abrazo.

Lao dijo...

Acá decimos..."cuando hay hambre no hay pan duro"...y tambien... "no está muerto quien pelea". Siempre se sale adelante. Muy buena reflexión!! SALUDOS

SeaSirens dijo...

Dónde está Migul? hace tiempo que no te veo...

Un beso grande amigo!!

el piano huérfano dijo...

Vaya que bien leer tu punto de vista y refelxionar sobre aquello que a veces es tan obvio pero no lo vemos......

SeaSirens dijo...

Gracias por contestarme, ahora se que estás en tierras inglesas. Espero que andes bien por esos lares y que vuelvas pronto a deleitarme con tus letras.

Un abrazo fuerte!!

Tom Hagen dijo...

Macho, mándale alguno de estos artículos a Arrabal, alomejor suena la flauta y te ficha de guionista.