29 may. 2010

Escenario: Sol abrasador y dolor de cabeza, paseo intranquilo y nervioso por entre la gente atareada con su mañana de sábado, soy un intruso y trastabilleo, me choco con los edificios y la gente como un ser que no tiene cabida en ese ambiente. Tras corroborar mi sin sentido cruzando una calle desolada escuché una gota de magia, una conversación perdida tan real que mi cuerpo sufrió una sacudida inmensa y mi espíritu rebosó a borbotones haciéndome desmallar de puro éxtasis:

Pues le he estado dando vueltas y sabes lo que pienso? Estoy convencido de que esto va a terminar así, ya que como te decía...


....y no solo eso, sino que...

...quizás solo sea una simple impresión, pero cada día que pasa se aferra más a la realidad con las afiladas garras de su pasividad.

2 comentarios:

Lobadiz dijo...

Contradictorio o real?

Reflexivo texto... sus connotaciones dependen del contexto...

Explícamelo ...

:)

Argot azul dijo...

Miguel, a veces me da miedo pensar que clase de estupefacientes te metes en el cuerpo, y por donde para que devuelvas esta clase de paranoias, que seguramente tengan un incomprensible sentido o un trasfondo retorcido.

Puedo imaginar la historia hasta cierto punto, la otra mitad, forma parte de ese tu, que vive en su mundo :)


xDDDD