3 mar. 2014

Yo siempre acabo primero pero mal

A veces me gusta concentrarme tanto que creo que si alguien me conociera sabría que me parezco a un zumo concentrado. me gustaría ser denso como el concentrado de zumo, que con un par de gramillos seguro que haces litros y litros. Unos gramillos tú y yo en mi casa levantamos la cabeza tienes los ojos rojos quizás porque llevas con las lentillas toda la noche. A mí no me preocupa y a tí tampoco pero los tienes rojos acuérdate. Estamos en un tercero y tú levantas la cabeza de la mesita baja del salón que es de cristal con los rebordes dorados. el cristal limpio pero está lleno de cosas: papelillos, bolas de papel arrugadas, un condón usado. Cómo puedes tener un condón usado en la mesita baja de salón al lado de los libros en latín. y tú me dices que esos libros son de decoración que nunca nadie los ha leido y nunca nadie los va a leer y me miras y me preguntas y qué más. Y yo te digo lo que sé, que el otro día me echaron algo en la copa que era rosa y me sentí un poco mariquita pero a la gente le hacía gracia, debía ser uno de esos potingues que ahora están de moda para echar en el gin-tonic pero yo me cago en todo porque en cada bar te lo ponen diferente. Tú pides un JB-cola y un JB-cola es igual en todos lados pero a mi en un sitio me echan flor de alhalí, en otro lima confitada y en otro bolitas de pimienta y ya estoy harto de que parezca que en mi copa cabe cualquier mierda que tengan cerca, toma un gusanito una colilla a medio fumar o lo que sea. Y al quinto ingrediente quitaron la música y yo solo veía una cortina de pelos de barba con baba de botellín de mahou, me doy la vuelta y alguien pregunta ¿sabeis lo que es una epifanía? y el de mi derecha salta ¡una revelación! y yo me descojono un poco y el tío lo relaciona con que un día creyó que era lunes pero en realidad era sábado. Ahora que te he puesto en situación te cuento lo que ví detrás de la barra cuando me di la vuelta, y era un mesías personaje místico o algo por el estilo lo que pasa es que a escalas locales la divinidad también viene en pequeñas proporciones y no cabe en un ángel de cabellos de oro y plumas suaves y blancas. Así que le dan a elegir tú que prefieres ángel o divinidad y el tío responde divinidad claro, porque es un místico en pequeña escala y eso es lo que me encontré, el resultado de una decisión epifánica y no pude hacer menos que besar su mano encostrada e irme de allí a contar la buena nueva. Me habría gustado quedarme un rato más pero demasiada responsabilidad. No quiero tener que negar a nadie tres veces.

A ver quien es el tooon jajaja
A ver quien es... jaja

Venga

A ver quien es el toonto que da la palmaada
A ver quien es el toonto que da la palmaada
Que tú que tú
Que yo que yo
Que sí que sí
Que no que no
A ver quien es el tooonto que da la palmaada
Me teeemo lo peoooor
Por- que- vas- a- ser-tú.

Tururú.

No hay comentarios: