30 oct. 2012


La sospecha de la brisa te aviva la mirada, 
peligro
 un posible soplo 
(incertidumbre)
puede reventar lo más tuyo
revelar el carrete interno
velar negativos
dejar recuerdos familiares al amparo de hienas hábiles
olor a meado congestionado
más adentro
más
Y es que hay que dejarse azotar pero sin perder la coherencia.

No hay comentarios: