8 feb. 2014

El Corte Inglés

No compres, no compres.
He dicho que no me compres por favor. ¿No te has parado a pensar un poco? Aquí las estanterías no tienen tomates, solo comida precocinada, emplastos que saben más o menos bien, que pueden sustituir una comida cuando la criada se ha puesto mala y tú, oh pobre, tienes que preparar la comida, ensuciarte las manos, y vas al supermercado del Corte Inglés. Porque antes puedes pasearte por la sección de abrigos para hacer la experiencia menos traumática, y entras con tu abrigo nuevo. Mejor ese supermercado no vas a ir al Arbol donde vete a saber lo que te puedes encontrar, una banda de atracadores gente sucia que huele mal vete a saber. Aquí también se cuela alguno que va despeinado y con ropa de marca barata, se nota porque van con los hilos colgando pero apartas rápido la vista y se acabó.
Enfermedad en el Corte Inglés.
Cuerpos precocinados que eligen su salsa favorita embutidos en pieles precocinadas.

Denme un maniquí bien vestido
y le meteré la lengua hasta el petróleo

Quiero jugar al baloncesto en la sección de deportes
¿quiere comprar algo?
no, no quiero
te meto la lengua hasta la sección del petróleo
no puede tirar a canasta, es una canasta de prueba
maniquíes en bici estática
se caen unas camisetas y me voy corriendo 

y que le den al Corte Inglés.

No hay comentarios: